Email info@campodemarte.es Telefóno +34 666 529 506
Email info@campodemarte.es Telefóno +34 666 529 506

Desarrollar una estrategia de green marketing en 7 etapas

El marketing ecológico, marketing verde o green marketing es un conjunto de procesos para crear, comunicar y proporcionar valor a los clientes usando el enfoque ambiental. Es una estrategia que se dirige más hacia las empresas del sector del desarrollo sostenible, pero también se puede aplicar a cualquier otra empresa que respete algunos criterios de minimización de impactos sobre el ecosistema.

¿Por qué este enfoque?

En un mundo donde los consumidores tienen cada vez más conciencia ecológica y un deseo de consumir de manera inteligente, es importante proponerles alternativas para hacerlo. Además, con los cambios tecnológicos de estos últimos años, el consumidor tiene mucho más poder sobre la información. Eso le permite conocer los procesos de fabricación de los productos o de entrega de servicios así como los componentes que forman parte del proceso.

Etapa 1: Minimiza tu impacto sobre el ecosistema

El primer paso para desarrollar una estrategia de marketing ecológico es emprender acciones para minimizar tu impacto sobre el ecosistema, como:

  • Establecer un proceso ecológico de fabricación de tus productos
    • Reciclar tus desechos
    • Recurrir a proveedores que siguen normas ecológicas
    • Reducir tus residuos industriales
    • Usar una proporción importante de energías limpias. Por ejemplo, usando biomasa, una fuente de energía renovable que no emite CO2 a la atmósfera.
  • Reducir los efectos de tus productos o servicios sobre el clima, por ejemplo usando embalajes sostenibles, materiales reciclables, etc.

Etapa 2: Emprende acciones de mejora del ecosistema

Minimizar tu impacto sobre el ecosistema no es suficiente. También tendrás que poner en marcha acciones de mejora del ecosistema. Se puede hacer de diferentes maneras, dentro o fuera de tu empresa.

Para las empresas del sector del desarrollo sostenible, se puede emprender de manera interna. Por ejemplo, si tu misión es la recogida y tratamiento de residuos, puedes proponer acciones complementarias como la limpieza o conservación de zonas verdes. Para las otras empresas, lo más sencillo es ponerse en contacto con ONG’s especializadas en medioambiente para sostener financieramente sus acciones.

Etapa 3: Promueve tus acciones

La comunicación de tus acciones constituye el punto más importante de tu campaña.

Una manera efectiva de atraer la atención del público, es usando campañas de publicidad con un enfoque emocional o moral.

En efecto, este tipo de campañas funciona solo si conmociona a la gente, si le permite darse cuenta de los impactos de todas las pequeñas acciones que realiza en su vida diaria. Es una manera de educarla y de cambiar sus hábitos de vida. Es el enfoque que ha elegido Greenpeace en su última campaña sobre los efectos de los objetos plásticos.

Etapa 4 : Establece una estrategia de Inbound marketing

Tienes que adaptarte a los cambios tecnológicos. Hoy en día, la mejor manera de llegar al público de manera masiva y económica es usando medios digitales. En efecto, asegura una comunicación de la información a la vez masiva (todo el mundo está conectado) y personalizada, porque las diferentes redes sociales permiten la segmentación de los clientes potenciales.

El marketing digital y más particularmente el marketing inbound pueden constituir un buen enfoque para atraer personas y convertirlas en oportunidades de ventas o clientes.

En efecto, la mayor parte de las empresas del sector medioambiental optan por el enfoque del marketing inbound ya que es una manera ética y ecológica de hacer marketing.

Se define como el conjunto de decisiones que tienen por objetivo el estudio y la influencia de las necesidades y los comportamientos de los consumidores usando técnicas no intrusivas a través de medios tecnológicos.

Se diferencia del marketing tradicional, en el sentido que ofrece un contenido interesante, adaptado a su público objetivo para ayudarle o educarle. Enviar emails de marketing idénticos a toda tu base de datos, llamar por teléfono una lista de contactos con la misma oferta… estos son ejemplos de un marketing del pasado, centrado en la empresa en vez del cliente.

Para poner en marcha una estrategia de inbound marketing, primero necesitas definir tu público objetivo, o “buyer persona”. Es tu cliente ideal. Se puede definir a través de criterios demográficos o sociales (edad, salario, rol profesional, ubicación…) pero también con temas más personales (desafíos, metas).

Después, tienes que determinar en qué etapa de su “buyer’s journey” se encuentra tu público objetivo para proponerle un contenido adaptado.

El “buyer’s journey” o ciclo de compra, representa las etapas por las cuales pasa un consumidor desde el descubrimiento de un problema hasta la compra de un producto o servicio para solucionarlo.

Existen tres etapas:

  • Descubrimiento: Tu buyer persona descubre que tiene un problema pero no sabe qué es ni cómo se puede solucionar. Busca información sobre el asunto.
  • Consideración: Tu buyer persona sabe cuál es su problema y está buscando soluciones.
  • Decisión: Tu buyer persona evalúa las diferentes soluciones para finalmente elegir una.

Por último, tienes que adaptar tu contenido siguiendo el proceso del marketing inbound. Está compuesto de 4 fases:

  • Atraer: Es la primera etapa, consiste en atraer todas las personas posibles que tienen un problema de acuerdo con lo que tu empresa ofrece. Se hace mediante la publicación de posts en un blog. Tienes que realizar un análisis de palabras claves e introducirlas en tu post para que tu página web esté bien optimizada. Además, promocionar tu blog en las redes sociales es necesario.
  • Convertir: Consiste en la conversión de visitas en leads, es decir en oportunidades de venta. Para conseguirlo, tienes que ofrecer algo que tu público objetivo considera como valioso (como un ebook por ejemplo) para que te dé sus datos personales a través de un formulario.
  • Cerrar: La tercera etapa consiste en la conversión de oportunidades de ventas en clientes. Eso se consigue mediante el envío de mensajes automatizados y personalizados que dan información a tus leads, sobre un asunto o un producto. Además, se puede ofrecer demostraciones.
  • Deleitar: La última etapa es muy importante, porque define si tus clientes van a promocionar tu empresa/producto o no. Tienes que mantenerlos satisfechos y agradecerles de alguna manera que lo hagan, bien ofreciéndoles información útil u ofertas para próximas compras.

Etapa 5: Construye una buena imagen con la ayuda de las relaciones públicas

Las relaciones públicas son, con demasiada frecuencia, olvidadas por las empresas, en beneficio de la publicidad. Sin embargo, constituyen un aspecto clave del marketing verde porque son muy creíbles. En efecto, la falta de honestidad por parte de las empresas en cuanto a sus acciones ecológicas es bastante frecuente, lo que obliga a las empresas con comportamientos más éticos a redoblar sus esfuerzos para construir confianza y generar credibilidad. Se pueden usar diferentes aspectos de las RRPP como:

  • La organización de eventos relacionados con el medioambiente
  • La organización de actividades de servicio público
  • La promoción de estos eventos y otras accionas a través de las redes sociales
  • Una construcción apropiada de la identidad de la empresa a través de su imagen visual y presentación (logo, color, palabras…)
  • La implementación de acontecimientos empresariales como inauguraciones, visitas de empresa, día de puertas abiertas, etc.

Etapa 6: Cuida de tu sitio internet

Independientemente de que tu público objetivo esté formado por instituciones, empresas o consumidores directos, tu web constituye la base de tu imagen, y sobre todo una buena manera de atraer clientes.

Tu web tiene que ser clara, con información precisa y bien diseñada. Además, para atraer clics, debe estar bien optimizada, es decir adquirir autoridad y generar credibilidad online. La mejor manera de conseguir esto es vía implementación de una estrategia de SEO efectiva. Este método te permitirá aparecer en las primeras páginas del motor de búsqueda Google.

Etapa 7: Obtén Etiquetas ecológicas

¡Tu público objetivo necesita evidencias! Las etiquetas ecológicas son certificaciones concedidas por una tercera parte imparcial que permiten reconocer a las empresas que respetan sus compromisos ecológicos. Las más conocidas son:

  • La Etiqueta Ecológica de la Unión Europea.
  • El Programa de verificación de DAP de AENOR, GlobalEPD.

Recuerda: ¡Evita el Greenwash (o lavado verde)!

El Greenwash es el hecho de mentir o exagerar tus acciones ecológicas para obtener más beneficio. También se puede referir al hecho de invertir más dinero en la promoción de tus acciones ecológicas que en las acciones en sí mismas. ¡El consumidor tiene el poder de obtener esta información, no le engañes!

Descargar E-book

Inbound Marketing para las empresas del sector medioambiental
¿Qué lecciones puede aprender el marketing sanitario del escándalo de las prótesis de silicona o de la demanda a Yelp?
19/12/2017
8 Brillantes ejemplos de Marketing Sanitario
19/12/2017
Estrategias de marketing para clínicas y hospitales
19/12/2017